Una imagen vale más que mil palabras. Y en tiempos de redes sociales y plataformas audiovisuales, todavía más. Ésa es la tendencia que se aprecia en relación a los contenidos digitales, un terreno en el que, según la multinacional norteamericana CISCO, el 57% del tráfico registrado corresponde a vídeos online. En los próximos años se espera que esa cifra aumente a casi el 70%.

Pero no sólo eso. A medida que evolucionan y ofrecen nuevas herramientas de uso, las redes sociales como Facebook o Twitter van camino a convertirse en el recurso perfecto para la difusión y divulgación de material audiovisual.

De hecho, el portal de vídeos por excelencia, Youtube, recibe más de un billón de visitas únicas cada mes. En apenas diez años de existencia, ya es el segundo buscador más importante y, al estar integrado a otras plataformas y herramientas virtuales, multiplica la posibilidad de que tus vídeos sean compartidos miles de veces.

Empieza ahora. Ventajas del vídeo en el marketing

Todo esto ha obligado a que las empresas elaboren planes de marketing cada vez más orientadas a los formatos audiovisuales. Algunas poseen departamentos especializados en la producción de este tipo de materiales. Otras recurren a profesionales del sector a través de servicios de consultoría. El objetivo, en todo caso, es el mismo: aumentar la visibilidad corporativa y las opciones de posicionamiento.Repasemos otras ventajas del uso del vídeo como recurso de marketing empresarial:

  • Aumenta el tráfico a la web de tu empresa. Si un usuario busca lo que le ofreces y tu contenido audiovisual le ha cautivado, es casi seguro que acabará buscando más información en la web de tu empresa. De esta forma, el registro de visitas arrojará cifras de potenciales clientes y ya no tanto de aquelloscuriosos que pulsan sin querer tus coordenadas en Internet. A esto se le llama mejorar el tráfico de calidad.
  • Genera fidelidad entre tus clientes. Cuando tus vídeos hacen parte de un plan de marketing estructurado, tus clientes y potenciales clientes acceden a ellos con cierta regularidad. Del mismo modo que esperan el próximo capítulo de su serie favorita en la tele, tus seguidores aguardan la llegada del siguiente lanzamiento o paquete de ofertas. Esto es lo que se conoce como fidelidad a una marca.
  • Es un recurso sencillo y económico. Plataformas como Youtube o Vilmeo no son difíciles de usar. Puedes publicar tus videos de forma sencilla, compartirlos y generar canales para aumentar su difusión. Quizá lo que sí requiere un poco más de trabajo es la producción del material, aunque con una buena cámara de vídeo y un programa de edición básico es posible realizar trabajos de buena calidad. Y esto, la calidad, es algo que los usuarios valoran mucho.
  • Multiplica la reputación de tu marca. Depende, claro está, de cómo enfoques el material, pero en términos generales los vídeos son una excelente herramienta para mejorar la reputación y el prestigio de tu marca. El usuario verá el esfuerzo por generar contenidos en múltiples formatos y le dará un valor añadido. En el mejor de los casos, te convertirás en un referente del sector al que pertenezcas.